Trenes, trenes y más trenes

Miguel en la estación de ferrocarril de Cercedilla

Cuando uno tiene una afición por la que siente pasión pura aunque pasen los años la cosa está clara. ¡Hay que vivirla al máximo!

Y eso es lo que hecho con esta ferroadicción que tengo, a la que se le suma mi pasión por la comunicación que me llevó a crear Ferro Raíl hace nada menos que 21 años.

De bicho raro a crearme una vida en torno a mi afición

Hubo un tiempo en el que me sentía y mi entorno me hacía sentir un bicho raro por mi afición a los trenes. Por suerte en la AAFM (Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid) y CiMaF (Círculo Madrileño Ferroviario) había más gente como yo.

Pero aún así en general no terminaba de llevar bien el tener una afición que me ha aportado grandes cosas en la vida, ¡ligues incluidos!

Sea como sea, todo eso ha quedado atrás y cada día me gusta presumir más de quien soy y de lo que me gusta. Y me siento muy orgulloso de estar creando una vida en torno a lo que más me gusta.

Poniendo mi granito de arena para mejorar la comunicación de una industria que está en ebullición a nivel mundial.

Así que desde hoy esta web se convierte en mi pequeño espacio personal para hablar de trenes. Con una columna ferroviaria en la que expresaré mi opinión acerca de ciertos temas y en la que publique cosas que no tienen cabida en Trenvista ni en Viajar en Tren, que tienen un tipo de público muy específico.

¿Te ha gustado lo que has leído? ¡Compártelo con el mundo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *