Me gusta llamar a las cosas por su nombre. Es la única manera en la que podemos tener una comunicación clara con la que evitar malos entendidos. Aunque el mundo no depende de ello (¡y menos mal!), es muy común no saber las diferencias entre página web y sitio web....

leer más