¿Por qué es imprescindible cuidar el mantenimiento de una web?

Publicado por en

¡¡Hoooola mundoooo!! Voy al grano. ¿Te has planteado qué pasaría si la inversión que has hecho en tu web se perdiera por un ataque de hackers? O que sirviera de poco ya a veces el servidor se cae (no funciona) y los visitantes se encuentran mensajes de error. Por no hablar de las oportunidades que pierde tu negocio al desaprovechar todo el potencial de su sitio en Internet. Cosas que se pueden evitar con un mantenimiento web.

Un tema que suele dejarse de lado hasta que sucede algo malo. Y del que te voy a hablar a continuación para que sepas por qué debes tener tu web bien mantenida y cómo hacerlo.

El restaurante que servía fotos… En fin, ya lo verás

Quizás pienses que hablo de situaciones hipotéticas que a ti no te van a pasar. Pero te voy a contar el caso que me ha inspirado a crear este artículo. ¡Es la po***!

Se trata de la web de un restaurante. La construyeron, la colgaron y todo fue bien… Hasta que un día llamó una mujer escandalizada porque al pulsar sobre el botón de reservar mesa se abrían imágenes de personas “jugando a los médicos”.

 

Debo aclarar que es un restaurante para todos los públicos. Con menú infantil incluido.

Era un viernes a última hora y el responsable del restaurante, con el que he empezado a trabajar hace poco, me pidió que lo arreglara inmediatamente. El único apaño que pude hacer en ese momento fue poner la web en modo mantenimiento, creando una landing page cutrecilla en HTML (a mano, vamos) con la información básica.

Cuando hice un análisis del malware que había infectado la web vi que recuperarla era un trabajo bastante lento, complejo y caro para el cliente. Por suerte teníamos en marcha la construcción de un nuevo sitio web.

Así que en este caso la molestia fue, aparte de unos cuantos clientes que vieron cómo se hacen los bebés, muy poca. Tan sólo unos días de una landing page provisional hasta que el nuevo sitio estuvo en marcha.

Hubo suerte. Pero podría haber supuesto una buena inversión en una nueva web que no tenía pensado hacer o en limpiar una web que había sido descuidada.

¿Por qué debes realizar un buen mantenimiento web?

Son tres los motivos principales. Entre ellos evitar que te pasen cosas desagradables como estas.

Pero también está aprovechar al máximo todo lo que una web puede dar para tu negocio. ¿O es que no quieres clientes?

Bueno, lo dicho. Manteniendo bien tu web:

1. Evitas problemas de seguridad

En el caso de este restaurante “tan sólo” se veían imágenes que no son adecuadas para el público objetivo.

El tan sólo es porque podría haber sido peor. Alguien con muy malas intenciones la podría haber hackeado para insertar malware en los dispositivos de tus visitantes. También para usar sus navegadores para minar criptomonedas. O para enviar mensajes de spam desde tu dominio que perjudiquen a tus campañas de e-mail marketing.

Dichos problemas de seguridad son más habituales en CMS populares como WordPress o Joomla que en otros sistemas. No porque sean más vulnerables, sino porque están muy extendidos. Y los ociosos que buscan hacer daño siempre enfocan sus esfuerzos en los sistemas más populares (¡qué se lo digan a Windows!).

Lo bueno es que los CMS, sobre todo WordPress, tienen sistemas sencillos que previenen este tipo de ataques.

Pero hay que tenerlos activos y actualizados. Por no hablar de que, por seguridad, es imprescindible mantener actualizado tanto el sistema como todos los temas y plugins instalados.

2. Ofreces una experiencia de usuario a la última

Pongo la mano en el fuego (el de una locomotora de vapor, ¡qué me encantan los trenes!) por asegurar que en más de una ocasión has visitado una web muy anticuada. O, lo que es peor, difícil de usar.

Esto, querido amigo o querida amiga, da muy mala imagen de tu negocio.

Y tiene como consecuencia que quien podía haber sido un cliente se quede en una persona que visita la web y nunca más vuelve a interesarse por su negocio.

¿Quieres eso?

Es importante ir mejorando cada aspecto de tu web. Y adoptando las técnicas de diseño y navegación más actuales.

3. Haces crecer tu negocio

Quizás sea la primera vez que visitas este blog. Es normal, porque lo actualizo poco (ya se sabe. En casa del herrero…).

Pero en más de una ocasión lo he dicho muy claro: la web es el principal pilar de una estrategia de marketing.

Dicho de otra manera…

Tu web es la herramienta más importante que debes usar para captar más clientes que hagan que tu facturación aumente.

Y para que funcione, construirla y publicarla es sólo el primer paso.

Después hay que alimentarla con los contenidos más adecuados para tu estrategia de captación de clientes. Y tanto actualizar como mejorar toda la información que afecte a un proceso de venta.

Publicarla y dejarla en barbecho es una estrategia muy buena para malgastar el dinero.

Aclaro que en mi caso la toco poco por saturación y, en cierta parte, por falta de necesidad.

Maneras de mantener una web

Realizar o contratar un servicio de mantenimiento web es algo muy genérico.

No es, por ejemplo, como el mantenimiento de una caldera o de un aparato de aire acondicionado.

En este caso tenemos que preocuparnos de mantener varias partes, algunas más básicas y otras menos fundamentales.

1. Actualizar siempre el sistema

Lo principal de lo principal de lo más principal es actualizar el sistema.

Mantener el sistema actualizado es la tarea más indispensable del mantenimiento web
Mantener el sistema actualizado es la tarea más indispensable del mantenimiento web

Hablo de WordPress, Joomla! o el CMS con el que esté construida la web de tu negocio.

Las actualizaciones contienen, aparte de nuevas características, los últimos parches de seguridad. Es decir, hacen que tu web sea menos vulnerable a ataques.

Si a esto le complementas sistemas de protección, ¡tendrás un bunker antinuclear!

Y si además existen copias de seguridad recientes, da igual que el búnker falle. Se podrá recuperar fácilmente.

2. Monitorizar y resolver problemas con el servidor

Toda web está alojada en un servidor.

La mayoría garantizan estar funcionando el 99,9% del tiempo. Pero ese 0,1% de tiempo existe. Y puede haber cortes del servicio.

Parte del mantenimiento web es monitorizar cuándo la web ha dejado de estar disponible. Para tomar las medidas oportunas.

Por ejemplo, si es un corte de pocos minutos hay que darle ninguna importancia. Pero si se extiende a varias horas y puede perjudicar a tu negocio, habrá que adoptar medidas como avisar por correo o redes sociales de que hay una incidencia. Y, por supuesto, contactar con el proveedor de hosting para ver qué patas está pasando.

Para hacer esta monitorzación se puede (y se debe) usar plugins que te avisen automáticamente de la caída.

3. Mantener al día y mejorar el diseño y la información

Un diseño que hoy es puntero, en unos meses puede quedar obsoleto e incluso resultar molesto.

Además, con el tiempo y los comentarios de los clientes se pueden ir descubriendo puntos débiles de la usabilidad que mejorar.

Lo mismo sucede con la información. ¿Te gustaría ir a una tienda y que su horario sea distinto al de la web? ¿O que los precios, productos o servicios hayan cambiado?

¡¡Todo hay que actualizarlo!!

4. Ofrecer nueva información y hacer campañas de marketing

Por último (y no menos importante) está el usar la web de tu negocio para lo que debe usarse: captar clientes.

Y para ello hay que incorporar en ella las estrategias de marketing que más ayuden a alcanzar el objetivo. Por ejemplo:

  • Publicaciones del blog bien planificadas (jamás escribas al tuntún).
  • Landing pages para recibir a los visitantes que proceden de anuncios.
  • Testimonios actualizados de clientes contentos.

Por supuesto, también debes informar de los nuevos productos o servicios. Si nadie los ve, ¿cómo quieres que alguien los compre?

En conclusión

  • El mantenimiento web es esencial.
  • Te evita problemas de seguridad (como que aparezca contenido pornográfico, usen los navegadores para minar cripromonedas o inyecten malware en los dispositivos de tus visitantes).
  • Beneficia a tu negocio ya que estás ofreciendo una buena experiencia desde el primer momento.
  • Hay varios elementos que debes tener en cuenta a la hora de mantener tu web. Las actualizaciones, el tiempo de caída, el diseño y el contenido.

¿Necesitas un servicio de mantenimiento web?

No puedo evitar poner esto al final…

Soy perro viejo en esto. Y algo que sé hacer muy bien es mantener a la última los sitios web de mis clientes. Sé lo fundamental que es para que la inversión en una web dé sus resultados y me ha tocado ver en varias ocasiones cómo una falta de mantenimiento ha salido realmente cara.

Así que, ponte en contacto conmigo y juntos veremos cómo hacer que la web de tu negocio se mantenga siempre segura… ¡¡Y a la última!!

Gracias por leer 🙂

Deja un comentario

¿Te gustaría conocer el auténtico camino para que una web genere clientes de calidad?

Descarga esta guía gratuita y en menos de 20 minutos aprenderás cómo funciona un embudo de ventas y todas sus partes.



Confirmo que he leído y que acepto la política de privacidad de esta web.

You have Successfully Subscribed!