¡Acabo de abrir mi segunda tienda online!

Durante los últimos años he trabajado bastante con WooCommerce para crear tiendas online para mis clientes, algunas con bastante complejidad (como una en la que según la ubicación te permitía añadir el producto al carrito o comprarlo en la tienda de Amazon local).

Pero hace justo un año, en diciembre de 2018, decidí dar el paso y crear una tienda propia, en la que vender productos exclusivos. En concreto, para Trenvista; mi amado y eterno medio de comunicación ferroviaria.

La fórmula que elegí fue la de venta de ropa personalizada mediante Dropshipping. Cada vez que un cliente me compra una prenda (o tazas, que también están en venta), mi proveedor se encarga de imprimirla y enviarla.

¡Por fin, después de 18 años escribiendo sobre trenes, iba a tener una fuente de ingresos directa! La verdad es que los resultados económicos no han sido la leche como soñaba. Pero mea culpa. ¡Digo que es mi culpa, no te lo tomes en un español literal! Debería haber hecho más por mejorar el producto y, sobre todo, la difusión.

De los trenes a los perros

Si bien sigo adelante con La tienda ferroviaria de Trenvista, la semana pasada mi chica y yo terminamos de darle una vuelta de tuerca a esto del negocio del comercio electrónico.

Y abrimos una tienda para nuestro negocio en conjunto, Tu perro y tú. Está destinado a los dueños y amantes de los perros, así que la ropa tiene dibujos y mensajes relacionados con estos animales. ¡Una gran diferencia con los trenes!

Una de las camisetas diseñadas por nosotros

Una tienda más compleja de lo que parece

Ahí donde la ves, la tienda de Tu perro y tú ha supuesto un quebradero de cabeza debido a la cantidad de sistemas que he tenido que integrar y hacer convivir a la perfección. Y es que en este ecommerce también vendemos productos que tenemos en nuestro almacén.

Básicamente, la tienda tiene:

  • La integración con mi proveedor de dropshipping. Con sus tarifas propias y gastos de envío independientes.
  • La integración con Packlink Pro, la solución que he elegido para el envío de los productos que tenemos en almacén.
  • Envío gratuito para pedidos superiores a 50€ con destino a la España peninsular, tanto si se hacen con el proveedor de dropshipping como con Packlink.
  • Descuentos en todo el catálogo durante la fase de lanzamiento, con la posibilidad de ponerlos y quitarlos a la vez.
  • Sistema de generación automática de facturas; algo sencillo.

Todo esto hecho usando Elementor Pro como maquetador de todo el sitio, con pop ups manuales distintos por cada categoría de producto.

Aparte, al igual que con La tienda ferroviaria, me he encargado de crear y probar todos los diseños con la ayuda de Cristina, que ha tenido muy buenas ideas. Un trabajo de diseño gráfico algo arduo pero hecho con mucho gusto usando mi herramienta de dibujo vectorial favorita, ¡Inkscape!

¡Y todo funciona!

Lo que más me ha gustado de este lanzamiento es que hasta ahora todo ha funcionado a la perfección. Los pedidos siguen el curso que estaba establecido y ningún cliente ha tenido problemas con el proceso de compra, a pesar de que algunos están poco familiarizados con comprar por Internet.

Así que, sinceramente, me siento muy contento de haber creado esta tienda. He puesto en ella todos mis conocimientos y mi experiencia, logrando crear en tiempo récord un comercio electrónico complejo en el que encima los productos los he diseñado yo.

¡Ahora queda hacer bien la labor de marketing y conseguir una buena cifra de ventas! Algo más sencillo que en el caso de la tienda ferroviaria. Ya que, me guste o no, hay más personas a las que les apasionan los perros que personas a las que les apasionan los trenes.

¡Por ahora! Muajajajajajaja.

¿Te ha gustado lo que has leído? ¡Compártelo con el mundo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *