¿Qué es una tienda online magnética y por qué la necesitas para vender?

Publicado por en

Tener una tienda online es algo tremendamente sencillo hoy en día. Hay muchas herramientas para hacerlo, cada cual más fácil así que ponerse a vender por Internet es cosa de críos. Sin embargo, la cosa se complica a la hora de obtener lo que todos buscamos: resultados. Es decir, que la gente compre lo que vendemos. Algo que sólo se consigue con una tienda online magnética.

Poner algo a la venta es muy fácil…

Mira a tu alrededor y fíjate en algún objeto que ya no utilices y del que no te importe deshacerte. Piensa cuánto dinero querrías que te dieran por él.

Ahora, tan solo tienes que ir a eBay, Wallapop o Milanuncios, crear una cuenta (si no la tienes) y poner tu anuncio. ¡Hala! Ya estás vendiendo en Internet.

Como ves, poner algo a la venta es lo más fácil del mundo y ni siquiera es necesario ofrecer un sistema de pagos.

Incluso si quisieras ofrecer algo más sofisticado, es muy sencillo crear una tienda online en Amazon, Prestashop o con WooCommerce.

…pero venderlo es lo difícil

La cosa se complica (y a veces demasiado) a la hora de conseguir esa venta. Lograr que alguien se fije en tu oferta y decida comprar ese objeto. Que también puede ser un producto que vendas o un servicio que prestes.

Si alguna vez has vendido por Internet sabrás de lo que hablo. De poner algo a la venta, que poca gente lo vea y nadie lo compre a pesar de que pasen los meses.

Me ha pasado. De hecho tengo en Wallapop cosas que llevan más de un año anunciadas que, dicho sea, tampoco tengo demasiado interés en vender.

Y le ha pasado a muchas otras personas a las que he llegado a escuchar decir que no se puede vender por Internet, que es un engaño o que sólo le funciona a las empresas grandes.

Unas conclusiones que son lógicas, sobre todo por la desilusión que se genera al no lograr vender. Pero a las que hay que poner bastantes matices.

Para empezar, la venta por Internet sí funciona. Y en España está en pleno auge. Según este informe del BBVA, en España el 20% del gasto de los consumidores se hace online. ¡Y no para de crecer! Según la CNMC, el e-commerce se está disparando. Tan sólo en el tercer trimestre de 2018 el comercio electrónico aumentó un 29,9% interanual hasta alcanzar los 10.116 millones de euros.

Cada vez se vende más por Internet.

Es cierto que las empresas grandes tienen más posibilidades. Es indiscutible que Amazon es la reina y que lo seguirá siendo por mucho tiempo. Tiene todas las facilidades del mundo, en especial una gran capacidad inversora.

Amazon, la reina de las tiendas online

 

 

Pero el pequeño comercio puede vender mucho online. Es más, debe vender por Internet y cuando se hace bien, con una tienda online magnética, el e-commerce se puede convertir en su salvación. Y, ojo, hay bastantes casos de éxito como Kukadas, una tienda gallega que ha llegado muy lejos.

Tan sólo hay que saber hacerlo.

¿Qué se necesita para vender por Internet?

El primer paso, está claro. Saber qué quieres vender.

El segundo, también. Tener una plataforma con la que vender. Puede ser un simple anuncio con número de teléfono o puedes ofrecer un sistema que facilite la venta. Como que tus clientes puedan hacer el pago online, seleccionar el sistema de envío, hacer un seguimiento del pedido, etc.

Uno de los pilares de una tienda online de éxito es precisamente esto: hacer fácil y rápido el proceso de compra. Cuando este es lento, complejo y da errores la gente tenderá a irse a la competencia. A no ser que seas Renfe que, como por ahora no tiene competencia, lo peor que le puede pasar es ganarse una mala reputación y ser objeto de mofa en El Mundo Today.

Pero como no eres la persona responsable de ventas de Renfe, de ninguna gran empresa monopolista o de una marca con más reputación que la coca cola, jamás te puedes permitir que tu tienda dé errores. O al menos tantos.

Que alguien tenga la posibilidad de decir que “la tienda de la esquina se renueva con 300 nuevos errores” significa que tu negocio va cuesta abajo y sin frenos.

Una tienda online necesita:

  • Ser rápida.
  • Ofrecer un proceso de venta sencillo.
  • Facilitar la vida lo máximo posible a quienes compren en ella. Sino, se van.

Se necesitan clientes

Leonardo Dicaprio aplaudiendo

Para el lobo de Wall Street lo que acabo de decir es evidente. Y supongo que para ti también.

Ahora te hago una pregunta: ¿cómo vas a encontrar a la persona que compre ese objeto en el que te he dicho que te fijaras antes? o, mejor aún, ¿cómo vas a llegar a la gente que quiere comprar o contratar lo que ofreces?

En un entorno muy competitivo, en el que hay muchas empresas vendiendo (algunas con presupuestos infinitos) y en el que nadie te conoce. Y en el que posiblemente nadie conozca tu producto o servicio.

Quizás se te ocurran respuestas rápidas como “ay, pues no sé, por las redes sociales, ¿no?”, “poniendo anuncios”, “por el boca a boca, por supuesto” o “lo que ofrezco es tan bueno que se vende solo”. Son las típicas que he escuchado.

Y son las mismas respuestas que yo también me di a mí mismo cuando empecé a vender mis servicios por Internet.

Conseguir clientes para un e-commerce o para cualquier negocio es una tarea compleja. Que requiere de conocimientos de marketing, de ventas y de una buena estrategia.

Hay que:

  1. Llegar a las personas interesadas en comprar.
  2. Convencerles de que tu tienda es la que mejor cubre sus necesidades.
  3. Ofrecerles una forma sencilla, cómoda y rápida de comprar. Y, por supuesto, que transmita confianza.

Para ello es inevitable hacer una buena estrategia de marketing y ventas con ayuda de expertos en cada pieza de la cadena de acciones. Copywriting, Facebook ads, embudos de venta…

Así es una tienda online magnética

Si quieres vender por Internet, independientemente de si contratas a otra persona para ayudarte o me contratas a mí, debes tener una tienda que llegue a tu cliente potencial, le atraiga y le convierta en un cliente real. Usando las herramientas que mejor se adapten a tu negocio de la manera en la que tu negocio necesita.

El párrafo anterior es la única fórmula mágica que existe para tener éxito con un e-commerce. Todo lo que viene a continuación no deja de ser adaptar esta fórmula a cada negocio. Y es que la estrategia cambia bastante según el sector, el tipo de cliente, los objetivos… Y el presupuesto, claro.

Como sé que no todo el mundo tiene miles de euros para invertir de golpe, para crear una tienda online de éxito ofrezco 3 modalidades de magnetismo:

  • Inicial. Construyo una plataforma de ventas rápida y robusta usando WordPress y WooCommerce. Optimizada para buscadores (SEO), y que brinda una experiencia de usuario excelente con la que se evitan los carritos abandonados.
  • Medio. A esa tienda online le agrego estrategias de marketing básicas, que incluyen un lead magnet, una pequeña secuencia de correos y promociones especiales.
  • Irresistible. Agrega una completa estrategia de marketing y ventas para la que cuento con personas expertas en las herramientas necesarias. Es una gran inversión, pero es apostar por el caballo ganador.

Independientemente de que quieras contratarme o no, espero que con este artículo hayas entendido qué es una tienda magnética y que sepas, grosso modo, qué es lo que hace falta para vender por Internet.

Si tienes alguna duda, ¡ponla en los comentarios!

Deja un comentario